ECOGRAFÍA DIGESTIVA
La Ecografía Digestiva (también llamada Ultrasonografía Digestiva o Ecosonografía Digestiva) es un procedimiento de imagen que emplea un transductor emisor de ultrasonidos sobre los órganos o masas internas para formar sus imágenes que podemos visualizar en una pantalla.
Es una técnica muy útil en nuestra consulta que algunos consideramos como “el fonendo del especialista de Digestivo”. Su limitación principal es la presencia de aire y por tanto el estudio de los órganos huecos como el esófago, estómago, intestino delgado o colon, y que deben ser estudiados mediante endoscopia.
La ecografía es la primera técnica a utilizar en el diagnóstico de enfermedades que competen al Aparato Digestivo como el hígado y sus vasos (vena porta, venas suprahepáticas, arteria hepática), la vesícula, los conductos biliares (intrahepáticos, ramas hepáticas y colédoco), páncreas y sus vasos colindantes, bazo y sus vasos (arterias y vena esplénicas). Además es posible detectar masas intraabdominales, la presencia de líquido libre intraperitoneal (ascitis) y engrosamientos de paredes de órganos huecos. De forma complementaria nos es muy útil realizar un estudio genito-urológico con la visualización de riñones, vejiga, próstata, útero y ovarios.